jueves, 7 de mayo de 2015

Hortensia, los derechos y las obligaciones.

El  historiador Apiano de  Alejandría  en  el capítulo  VII   del libro IV  de su Historia  de las guerras  civiles de los  romanos  narra  un evento  que  a  pesar de  haber  sucedido  hace    dos  milenios  es  de una  asombrosa actualidad.


Durante el  segundo  triunvirato  cuando  César  Octaviano, Marco Emilio  Lépido y  Marco Antonio se  vieron  en la  necesidad de conseguir una  importante  suma  de  dinero para  continuar con la  guerra,  no  se les  ocurrió  un   camino  más  fácil para  obtenerlo,    que  crear  un  impuesto  que  gravara a algunas  de las  mujeres   más  ricas de del  imperio. Las 1,400  mujeres seleccionadas eran   viudas  y  huérfanas,  sus  padres y  esposos   al  ser  enemigos del los  triunviros   habías   sido   asesinados  o  desterrados. Las  mujeres    sin  nadie  que  abogara   por  ellas recurrieron  a las   esposas   de los  triunviros  para que intercediesen,  en  lugar de comprensión, encontraron por  respuesta el desprecio. Como  último  recurso para  evitar  semejante  atropello se   dirigieron al foro. Hortensia, hija del  gran  orador Quinto Hortensio, en representación  de  todas, pronunció  un  discurso en  el que  argumentó  entre  otras  cosas:

 “Si  hay  necesidad de   dineros  para  la  guerra  por  qué  nosotras  somos  obligadas  a pagarlos, no  participamos  del imperio ,  ni de las  honras,  ni del  ejercito, ni del   dominio, ni  de la  república la  cual vosotros  habéis  reducido a tanta  calamidad y  miseria

Si  a las  mujeres  no se les  había  otorgado  ningún derecho dentro  de la  vida  política de  Roma,  tampoco   se les podía exigir  ninguna  obligación.   La  contundencia del  argumento  de Hortensia  provocó  que los  triunviros  ordenaran  a los  lictores  desalojar  a  las  mujeres del foro, los  ciudadanos   ahí  reunidos  protestaron la cobarde acción. Gracias a  las  palabras de  Hortensia se  determinó no  gravar a  1000 de las  matronas  romanas. 




Desde  ese  entonces  Hortensia ha  sido  una    inspiración en  la  prolongada  lucha  en la  búsqueda  de la  igualdad de  género y   sobre todo es una figura  que lleva a reflexionar sobre la  correlación  que debe  de  existir  entre  los  derechos  y las  obligaciones. La  pregunta  que  formuló Hortensia en el  42  a.c.  hay  que  hacerla  permanentemente ¿A cambio de qué estamos  pagando  impuestos?   


Marco  Fabrizio  Ramírez  Padilla.