domingo, 6 de septiembre de 2020

De duelos solitarios

 

Sí es normal [sentirse tan cansada]

Y hay que ir poco a poco.

Aceptar que nuestro cuerpo está reparándose,

 hay que darle oportunidad de descansar.

Y reconocerse frágil, débil, vulnerable.

Otras personas no pudieron salir.

Doctora Martha Heredia Ávila

 

De duelos solitarios

 

Y que me da

De leve a moderado pero ya me dio

Sigo en convalecencia, lenta lenta leeenta

Cansancio inaudito

Dolor de cabeza

Ejercicios respiratorios y siestas, muchas siestas

El famosos coronavirus que al instalarse en mi cuerpo adoptó el nombre  de covid-19, que porque no es lo mismo el virus que la enfermedad.

 

Fueron días extraños, en los que pensaba en ti, en contarte lo que pasaba, lo que rumiaba. Pero no te quise alarmar, guardé silencio, y las ideas innovadoras y a veces provocadoras que tenía se perdieron, no recuerdo casi nada.

Recuerdo claro el nombre de la doctora que me atendió, Martha Heredia, ella de un lado del teléfono yo del otro, varias veces al día. Sin conocerme, sin cobrar, sólo estando.

La línea de auxilio de ayuda y de plática del gobierno, mi inscripción en una lista, todos mis datos allá, una de las personas que me contestó llamándome Reina y Mi amor, apapachándome en momentos de pánico.

Un neumólogo, compañero de Martha, explicándome qué hacer, reconfortándome.

 

Recuerdo la sensación que me recorría a cada instante: ser un peligro para los demás. Estar infectada y poder, en un descuido, infectar a otros. Ser la mala del asunto. La fea. La exagerada. Todos eso revuelto y no me digas que no, que no sienta eso, no puedo borrar el escalofrío emocional que me sigue recorriendo aunque hayan pasado 14 días más otros 14 días. Miro mis manos y me siguen pareciendo sospechosas, dañinas.

 

Recuerdo el segundo día, yo viendo noticias y el agua helada de las cubetas de las caricaturas cayéndome encima. Estaba yo en la tele, en las estadísticas, primero como sospechosa, luego como activa, o activo el virus. Y no llegué a los muertos, creo. No he vuelto a ver las noticias, no puedo. Me da terror el momento de la enumeración de casos y eso que ya el oxígeno sólo lo uso por las noches.

 

Admito, me dio miedo la muerte. La mía obvio. Aunque más para mi familia,  tan imprescindible creo que soy.

Sobre todo la soledad de la misma.

Esas familias que no se pueden despedir.

Porque total, el muerto pues ya fue ¿no? Y para él hay de dos sopas nada más: o no hay nada después de la muerte volviendo al sufrimiento efímero, o sí hay, y entonces el sufrimiento se puede olvidar, para abrazar lo que sigue. Se puede, se debe, no sé. Nadie lo sabe. Pero vamos, el muerto ya anda en otra cosa.

Los que se quedan…

No hay mano apretada, adiós papá, lo siento, te quiero, hija, eres el sol de mi vida, tío, cuánto lo quiero no sabe, colega, patrón, qué desgraciado fue usted pero váyase en paz.

No hay rituales, los que sean: cuerpos lavados, cenizas calientes en una urna de madera, siete días en casa recibiendo pésames, rosarios, novenarios en familia, con los amigos, huesos desenterrados cada año para limpiarlos, permanencia del cuerpo, del muerto, del ser amado un año antes de dejarse llorar, mortaja cosida, más cuerpos lavados, cabezas inclinadas, olor a incienso, homenajes con comida que traen los vecinos, velorio en casa, en la funeraria, ataúd de pino esculpido o de caoba y plata.

Sólo vacío.

 

Tenía tanto que decir y  no anoté nada, no podía con mi cuerpo y con mi mente a la vez.

Del vacío que pude haber sentido me salvaron mis hijos, el mareado, los desayunos que me subían, el agua por las noches, las cabezas asomadas en el quicio de mi puerta. Me salvaron mis hermanos, mi mamá, llamadas, mensajes. Del olor a alcohol que me seguía siempre que iba al baño, me llenaba las manos del líquido preciado, la manija de la puerta, la llave del agua, la palanca del excusado, alcohol, éter conteniendo bichos, virus que no sé si se pueda aislar como una bacteria, imaginaba perdida en ese olor que al virus lo tomaba con pinzas y lo echaba fuera, y que él caía, caía, desparecía, y entonces mi mente era la que me salvaba del perfume nuevo de mi cuerpo. De la soledad que llegué a sentir me salvó la discreción de algunas amigas, al pendiente pero no invasivas, disculpándose por no pedir noticias más seguido y justamente haciendo lo que yo necesitaba, estar sin estar.

Del miedo a ese vacío que te dije, del de la familia sola sola sola después de una muerte, ni yo me pude salvar.

 

Tanto que sentí, tanto que quería decir, y nada, casi, que recordar.

Gwenn-Aëlle

sábado, 5 de septiembre de 2020

 


Prólogo. Alimentos, consumo y familia:
una mirada global a la sociabilidad de la diáspora china . . . . . . . . . . . . . 7
Ricardo Martínez Esquivel, Universidad de Costa Rica, Costa Rica
Presentación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
Ivonne V. Campos Rico, El Colegio de Tlaxcala, México
Ricardo Martínez Esquivel, Universidad de Costa Rica, Costa Rica
“Fondas chinescas”: los pioneros cocineros
y negociantes chinos en la oferta culinaria de
Lima (1852-1879) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23
Gonzalo Alonso Paroy Villafuerte, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Perú
Desterritorialización y paisajes alimentarios:
historias de consumo y subsistencia entre los
inmigrantes chinos de Costa Rica (1880-1950) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55
Lai Sai Acón, Universidad de Costa Rica, Costa Rica
Entre cafés de chinos y buffet, del barrio a la plaza
comercial: manifestaciones de la cultura alimentaria
china en la Ciudad de México . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
Ivonne V. Campos Rico, El Colegio de Tlaxcala, MéxicoDe sazones y sabores: espacios, influencias y
apropiaciones en la cocina de los chinos en Cuba . . . . . . . . . . . . . . . . 117
Yanet Jiménez Rojas, Instituto de Investigaciones Doctor José María Luis Mora, México
La comida china en Tapachula, Chiapas. Una expresión
cultural exótica convertida en tradición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 149
Miguel Lisbona Guillén, Universidad Nacional Autónoma de México, México
Migraciones chinas, identidades y prácticas alimentarias:
los restaurantes chinos y locales de comida rápida en
la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (1970-2018) . . . . . . . . . . . . . . . . 177
Susana Brauner, Universidad Argentina de la Empresa, Argentina
Cultura culinaria e historia de vida de los chinos
de Puntarenas (Costa Rica) en el siglo xx . 201
Susan Chen Mok, Universidad de Costa Rica, Costa Rica
Conocer la cultura culinaria de la inmigración china
al Perú desde la historia del chifa San Joy Lao . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221
Yushu Yuan, Universidad Waijiao en Beijing, China
Pan de muerto y comida fría: Un estudio comparativo
entre el Día de los Muertos y el festival Qingming . . . . . . . . . . . . . . . . 233
Daniela Murillo Castro, Universidad Renmin de China, China
Sobremesa: las artes culinarias chinas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 252
Pablo Baisotti, Universidad Sun-Yatsen en Zhuhai, China
Sobre los autores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 271

jueves, 3 de septiembre de 2020

Palabra de Clío se suma a la iniciativa de la ONU en contra de la desinformación.

 Palabra de Clío  se suma a la campaña global de  la ONU  para comabatir la desinformación  con respecto al COVID-19.  http://palabradeclio.com.mx  https//coronavirus.onu.org.mx/verified




miércoles, 2 de septiembre de 2020

Imaginarios Transculturales. Culturas urbanas juveniles de Asia Orienta y su influencia en México. Olivia Domínguez Prieto.




 Introducción. Lo imaginario y lo transcultural . 5

El Cosplay de Anime y Manga y sus Escenarios en y desde México.
Aproximaciones al ecosistema comunicativo de un paisaje transnacional . 15
Shanzhai: Apuntes para Entender la Explosión
de la Mercadería Global Pirata . 33
El Manga y la cultura: apuntes para una relación . 49
¿Por qué Seguimos Hablando de Goku, Seya y Serena?
El Discurso del Cool Japan en México desde la Cultura Otaku . 61
Construcción Social de las Emociones y Prácticas de Consumo
en Jóvenes integrantes de Fandoms de K-pop en la Ciudad de México . 75
El Tatuaje Japonés. Entre el estigma local y el prestigio global . 87
Los nuevos rostros de Asia. Imaginarios sobre juventud,
belleza y estilo en redes sociodigitales: el caso de TikTok/Douyin . 105
Cultura Otaku dentro de las Convenciones de Anime y Manga
en la Ciudad de México: La Evolución de 1990 al 2020 . 121
Juventud e idioma coreano en la Ciudad de México:
Notas sobre Identidad Étnica . 137
Glosario de Términos . 153
Semblanzas de los autores . 157

jueves, 27 de agosto de 2020

EURASIA APROXIMACIONES A NUEVAS CONFIGURACIONES GLOCALES


 Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   5

Introducción: la Gran Eurasia y el fenómeno glocal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   14
La Gran Eurasia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   16
La difusión entre lo global y lo local . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   19
AUTORITARISMO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   25
La guerra contra las drogas en Filipinas: el efecto Duterte . . . . . . . . . . .   26
Contradicciones del comunismo chino: una interpretación
de las protestas laborales en China . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   48
COOPERACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   68
Políticas nacionales orientadas a la internacionalización de la
educación superior en Corea del Sur en el siglo xxi . . . . . . . . . . . . . . .   69
La asociación de cooperación para el desarrollo entre
Japón e India: dos socios estratégicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   95
IDENTIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   109
Japón y su industria musical durante la Guerra de
los Quince Años (1931-1945) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   110
Actos performativos en #Instagram: coreano-americanos lgbtq
y la resignificación visual y textual del género y la etnicidad . . . . . . . . .   132
Confucianismo, género y nociones comunes sobre la mujer en China . .   153
Interpretando el confucianismo en el discurso político de China . . . . . .   170
NARCOTRÁFICO Y SALUD PÚBLICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   196
El triángulo de los opioides China-México-Estados Unidos:
el fentanilo en la economía política internacional . . . . . . . . . . . . . . . .   197
Entre la convivencia y la adicción: el alto consumo de bebidas
alcohólicas en Corea del Sur y las acciones para mitigarlo . . . . . . . . . .   221
La epidemia de vih en Rusia y los dispositivos de biopoder . . . . . . . . . .   245

miércoles, 8 de julio de 2020

Historia de la filosofía de la música

Palabra de Clío los invita a descargar de manera gratuita su más reciente libro: Historia de la filosofía de la música, de Óscar Andrés Cortés Cisneros.


Índice
Agradecimientos . 9
Prólogo La música y la armonía del mundo . 11
Advertencia . 25
Introducción . 27
PROLEGÓMENOS SOBRE LA FILOSOFÍA DE LA MÚSICA . . . . . . . . . . 37
Meditación preliminar sobre los conceptos filosofía y música . 37
i. Meditaciones generales en torno a la filosofía . 38
ii. Meditaciones generales en torno a la música . 52
iii. Hacia una concepción general de la filosofía de la música . 64
iv. Propuesta metodológica para la filosofía de la música . 68
Cuatro problemas elementales referentes al concepto de música . 68
Diez proposiciones básicas para la metodología general
de la filosofía de la música por Lewis Rowell . 73
PRIMERA PARTE
SOBRE LA FILOSOFÍA DE LA MÚSICA EN EL MUNDO ANTIGUO:
TEOLOGÍA Y COSMOLOGÍA DE LA MÚSICA . 79
Antecedentes de la filosofía de la música en el mundo
antiguo: sobre el ritmo, la métrica, la melodía,
el silencio y la armonía del universo . 81
i. Presuposiciones de la filosofía de la música
en el mundo antiguo . 82
ii. Exégesis propedéutica para la filosofía de la
música en el mundo antiguo . 84
iii. India: la filosofía de la música brahmánica . 90
iv. Persia: la filosofía de la música zaratústrica . 103
v. China: la filosofía de la música del cielo y la tierra . 112vi. Egipto: la filosofía de la música heliopolitana y menfita . 121
viii. Grecia: la filosofía de la música pitagórica apuntes finales
para la filosofía de la música en el mundo antiguo . 132
SEGUNDA PARTE
SOBRE LA FILOSOFÍA DE LA MÚSICA EN LA ANTIGÜEDAD
TARDÍA, MEDIOEVO, RENACIMIENTO Y BARROCO . 151
Una renovación de la metafísica y teología
de la música del mundo antiguo . 153
i. Antigüedad tardía . 154
Hermes Trismegisto: silencio, conocimiento y armonía
del cosmos tripartito . 155
Claudio Ptolomeo: el concierto del sistema geocéntrico del mundo . 160
Arístides Quintiliano: metafísica, física y ética de la música . 168
Plotino: la armonía emanada de lo Uno . 173
Sefer Yeṣirah: las letras creadoras de Dios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 180
Agustín de Hipona: modulación, métrica y número . 185
ii. Medioevo . 189
Severino Boecio: la música mundana, instrumental y humana . 190
Juan Escoto Eriúgena: la armonía natural de Dios . 194
Ikhwan al-Safa’: el laúd y sus correspondencias musicales . 199
Ibn al-’Arabī: el poder creador de la palabra divina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201
Ŷalal ad-dín Rumi: el corazón de la danza mística . 208
iii. Renacimiento y barroco . 212
Marsilio Ficino: el uno, la estética y la armonía celestial . 214
Francesco Giorgi: la unidad de la armonía simbólica del mundo . 218
Gioseffo Zarlino: la teoría musical anismática y orgánica . 222
Robert Fludd: las pirámides de la armonía del mundo . 226
Johannes Kepler: el concierto del sistema heliocéntrico del mundo . 230
iv. Anotaciones finales sobre la filosofía de la música en
la antigüedad tardía, Medioevo, renacimiento y barroco . 235
TERCERA PARTE
SOBRE LA FILOSOFÍA DE LA MÚSICA EN LA ILUSTRACIÓN,
ROMANTICISMO, EDAD MODERNA Y ACTUALIDAD . . . . . . . . . . . . 243
Una revisión del pensamiento filosófico-musical:
cuatro momentos históricos en la ilustración,
romanticismo, edad moderna y actualidad . 245
i. Primer momento histórico . 246
Jean-Phillippe Rameau y Johann Sebastian Bach:
dos grandes teóricos de la música . 246
Robert Smith y Leonhard Euler: los primeros
autores de la filosofía de la música . 248
ii. Segundo momento histórico . 250
James Rush: el filósofo de la voz . 250
Giuseppe Mazzini: el político de la música . 252
Ferdinand Hand: el esteta de la música . 253
William M. Higgins: el físico de la música . 256
William Pole: el músico-filósofo . 257
iii. Tercer momento histórico . 260
Ferruccio Busoni: el nuevo esteta de la música . 261
Herbert Hains Britan: el psicólogo de la música . 262
C. E. Stromeyer: el físico especulativo de la música . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 265
Harriet A. Seymour: la filósofa de la educación musical . 266
Walter J. Turner: el poeta-filósofo de la música . 268
iv. Cuarto momento histórico0 . 269
Ernest Bloch: la filosofía utópica-musical . 270
Theodor Adorno: el filósofo de la semántica-musical . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 271
Marius Schneider: el musicólogo de la filosofía musical megalítica . 273
John Ronald Reuel Tolkien: Eru y la música de los Ainur . 274
Lewis Rowell: el compositor-filósofo . 277
García Bacca: el último gran músico de la filosofía natural . 279
Gustavo Bueno: el filósofo materialista de la música . 280
v. La filosofía de la música en la actualidad . 284
vi. Observaciones finales . 285
Conclusiones . 290
Glosario de conceptos fundamentales de la música . 297
Bibliografía . 321

martes, 7 de julio de 2020

De jacarandas abandonadas





De jacarandas abandonadas

Finales de marzo. Es el momento en el que los capitalinos se quejan del calor y en que los no-capitalinos se ríen de nosotros. Es el momento en el que las gloriosas jacarandas estallan de color, más aun que al principio de su floración. El momento en el que el cielo es azul brillante y en el que voltear hacia él deslumbra.
Para mí, el tiempo en el que mis amigos jacarandosos sacan su ropita de colores y se adornan más que de costumbre, llenos de alegría y de ideas festividas, y en sus pláticas resuenan notas vivas y de buen humor.
Para una amiga, jacarandófila, es el tiempo de caminar en los viveros de Coyoacán con más enjundia que de costumbre, es su tiempo de mirar hacia arriba y de sonreír, por fuera y por dentro.
Para todos nosotros, tiempo de renacer, de abrir grandes las ventanas y de invitar a los cuates a carnes asadas en la azotea.

Finales de marzo del 2020.
Vemos las jacarandas desde las ventanas, resaltan sobre el cielo azul radiante. Y sudamos porque el calor sí llegó y sí nos hace sufrir.
Pero esta vez nadie se ríe de nosotros en las redes sociales, no porque no seamos cómicos, sino porque se nos olvida mencionar el clima.
Los viveros están cerrados, mi amiga poco habla, su encierro es completo, casi feroz.
Mis amigos jacarandosos no han subido fotos, será que ni bailan, ni bromean, ni chascarrillos se echan.
La jacaranda que está frente a mi ventana pierde, lentamente sus flores. Y lentamente las dispersa el aire y al caño van a dar.

Y recuerdo el principio del mes, en que salimos de morado vestidos tantos y tantas a decir su ira frente a la violencia infligida sobre las mujeres en México.
Y recuerdo que al ver las fotos aéreas se nos comparó con las jacarandas.
Y pienso que se nos olvida, en medio de la vorágine que nos habita por el aislamiento, los miedos y los proyectos fallidos, que en México se sigue lastimando, golpeando, violando y asesinando a las mujeres. Seguimos en un promedio de 10 asesinadas por día. Y para ellas, no hay conferencia diaria a las 19 horas. Y entiendo que nada se puede hacer, si ya en tiempos de no-peste no se podía…
Y veo, porque luego los ojos del alma me traicionan, flores de jacaranda humanas dispersadas por la indiferencia ir lentamente a dar al caño.

Y con ellas los rojos colorines de sangre tiñendo el suelo ardiente.

Gwenn-Aëlle
http://gwennalle.wordpress.com/