lunes, 10 de junio de 2019

Un recorrido por las iglesias de la colonia Santa María la Ribera


RESEÑA.
 Un recorrido por las iglesias de la colonia Santa María la Ribera
Viridiana Olmos[1]


Se dice que recordar es volver a vivir y esto también se aplica a la lectura. Releer un artículo contenido en la primera publicación de Palabra de Clío A.C. y publicado hace doce años da idea de que el trabajo de historiar no se detiene. Así la calidad de la revista y sus colaboradores continúan creciendo.
En esta ocasión se decidió presentar la reseña del texto escrito por Viridiana Olmos pues ha sido colaboradora en Palabra de Clío A.C. desde su creación hasta la fecha. Entrando en el tema que trata la autora en su artículo, inicia con una ubicación espacial de la Colonia Santa María la Ribera y una breve descripción histórica de la misma que fue habitada, en sus inicios, por pequeños empresarios, profesionistas, e intelectuales y, al mismo tiempo, se le considera como el primer fraccionamiento de la ciudad. Para Olmos la colonia posee una verdadera atmosfera de barrio viejo en donde conviven comercios familiares con viejas casonas. Así pues, los primeros fraccionadores de la colonia en cuestión se comprometieron a edificar iglesia, mercado y escuela.
Bajo esas condiciones la construcción de las dos primeras iglesias data de 1906 y estuvieron a cargo de los Padres Josefinos estas fueron la Iglesia de la Sagrada Familia (estilo bizantino) y la Parroquia del Espíritu Santo una edificación más la constituye la conocida Capilla de María Reparadora (estilo gótico). La primera cayó un tanto en el olvido y en la década de 1960 fue objeto de una cuidadosa restauración y en su interior queda de relieve su órgano y sus  bellos murales. La fundación de la Capilla de María Reparadora estuvo a cargo de la orden religiosa María Reparadora bajo la visión de ser poseedoras de un espacio más amplio para llevar a cabo sus labores.
Olmos escribe que la colonia fue en declive y fue olvidada pero en la actualidad los vecinos y autoridades se han encargado de revalorar la historia del barrio y se recuperan edificios de gran valor arquitectónico. La historia también se vales de los barrios para escribirse.


[1] Palabra de Clío. Revista de Divulgación Histórica, Palabra de Clío A.C.,  México, D.F., Año 1. Número 1, Primavera 2007, pp. 83-88.

No hay comentarios: